Cartuchos de papel y metálicos

Aprovechamos para aclararos un pequeño detalle de la tabla de estadísticas de juego para pistolas, revólveres y derringers que aparece en las páginas 161-162 del Manual de reglas básicas y en las páginas 14 y 15 de la recopilación de tablas de juego de la Pantalla del DJ.

Como se indica en la página 150 del Manual de reglas básicas, aunque la munición de cartuchos metálicos (de fuego anular y de espiga, fundamentalmente) ya existe antes de la Guerra Civil, en la década de 1860 todavía no abundan las armas que utilizan la nueva munición. Su popularidad se dispara tras la contienda, especialmente en la década de 1870 cuando se produce una gran difusión de los cartuchos de fuego central (iguales a la munición empleada hoy en día) y hace que muchas de las antiguas armas de percusión que utilizan balas de papel combustible se reconviertan al sistema de cartuchos, acelerando su proceso de carga.

Esto, viene reflejado en la tabla de estadísticas de juego para pistolas, revólveres y derringers de la siguiente manera: todos los revólveres que pueden ser reconvertidos a cartuchos metálicos (ya sean de fuego anular o central, según la descripción de cada modelo) vienen marcados en su denominación con un “1” en superíndice, indicando que su característica de recarga de 1 bala cada 6 acciones pasa a ser de 1 cartucho por acción. Además, el calibre del arma pasa a ser el segundo indicado en el apartado de calibre . Así, por ejemplo, un Colt Army de 1860 se fabrica como modelo de percusión para balas de papel combustible con un calibre de .44 y un tiempo de recarga de 1/6; en 1868, por ejemplo, se puede reconvertir a cartuchos metálicos, pasando a ser su calibre .44 Colt y su tiempo de recarga 1/1.

Como se ve en muchas películas y series, recargar un arma de percusión con cartuchos de papel era una odisea (sólo hay que ver el gráfico incluido en la página 150 del manual), lo que provoca que muchos llevan dos o más revólveres consigo para evitar detenerse a recargar. Por ese motivo también tenéis que pensar que jugar en un período más antiguo puede adquirir mayor atractivo, ya que las armas cuerpo a cuerpo cobran mayor importancia. A menudo, cuando vaciar el tambor de un revólver no termina de eliminar al enemigo, un buen cuchillo puede solucionar el fregado.

Compártelo

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas